Shot

Dirty Fractyl
2001-11-07 02:17:31 (UTC)

Un otro día, un otro dolaré

OK, en realidad no hay un dolaré. Estoy como un
vagabundo. Tengo no trabajo y mi madre siempre me molesta
con el mismo mensaje: ¡Busca un trabajo! Que
nimodo...Estoy en deacuerdo con ella; necesito un trabajo
porque tengo muy poco dinero y mi carro está muerto, ¡pero
a mi no me gusta trabajar! Yo sé que yo problamente
aparezco muy perezoso y um...¡es la verdad! Solo quiero
hacer es escojar, pintar, leer, chatear, y las cosas que
hago en mi tiempo libre. Pero a la misma vez, es muy obvio
que no puedo sobrevivir sin dinero. Buscaré un trabajo
mañana en mi universidad. Quizás encontaré algo muy
facíl. Por ejemplo hay una persona que se sienta
al lado de las puertas en la biblioteca mirando la gente
pasando y solo que necesita hacer es mirar ellos y
compracióna que ellos no tienen libros sin permisa. Es
aburrido pero es facíl, y a mi, ¡es ideal!

Yo me preocupo un poco sobre Kristin. Ella tiene tantos
responsibilidades y siempre tiene algo importante en su
mente, y con sus preocupaciones, se perde sueño cada noche.
La noche pasada fue una anomalía y ella tenía 8.5 horas
pero la mayoría de las noches tiene solamente 3 o 4.
Además su madre es un poco irrazonable y así su madre da
sus problemas a Kristin aunque ella no tiene no
envovimiento con los problemas. Yo enojo sobre eso porque
ella me importa y solamente que quiero es que ella sea
feliz. Y creo que a veces es casi imposible con los
preocupaciones y los problemas tiene ella. Así de que,
pienso que este verano es el mejor idea para ambos ella y
yo. A ella, es una oportunidad a escapar su realidad para
un poco; y a mi, es un acaso conocer ella más y obtener un
sentido de su personalidad en persona (es posible que hay
un diferencía, ¿no?).

Estoy esperando para el llame por Sarah ahorita y mi
hermano está en la computadora (estoy escribiendo este para
entrar en mi diary más tarde). ¡Espero que Sarah y yo
tenemos algo para discutir anoche! Tra vidas son unos
pocos aburridos y a veces no hay nada decir a cada otro.
No sé cómo Kristin y yo no teníamos el mismo problema,
especiamente con el ridiculoso numero de las horas nos
pasemos hablando. Es extraño. Siempre hay algo a
discutir. Pues casi siempre...

Ah, voy a fumar un cigarillo con el tiempo bastante.