La Flaca

Las Tortugas y Yo
Ad 2:
Digital Ocean
Providing developers and businesses with a reliable, easy-to-use cloud computing platform of virtual servers (Droplets), object storage ( Spaces), and more.
2020-05-12 00:46:24 (UTC)

Convulsiones

Desde la ultima vez que tuve una convulsion tan fuerte como para asustar no solo a tu esposo e hijos si no a las personas que han llegado ayudarte, no eh podido sentirme al cien, siempre hay algo que me impide llevar un ritmo de vida lo suficiente productivo y soy sincera me ha sido mas difícil de lo normal retomar mis actividades a las cuales les doy crédito para mantenerme animada, enfocada, entusiasmada. Así que básicamente ahorita estoy algo deprimida, pero bueno volveré a explicarme el día que se me bajo mi glucosa al punto de mantener una convulsion por mas de 30 minutos fue horrible, porque perdí la oportunidad de corregir mi error de bajar mi nivel de azúcar de una manera mas inteligente, como soy una mujer que se ocupa de todos menos de si misma, el haberme aplicado mi insulina y olvidarme de ello es cada vez mas común para mi, no solo por mi edad si no porque ahora tengo mayores responsabilidades, y por naturaleza me ocupo de las necesidades de los demás antes que las mías, es algo con lo que vengo trabajando ya desde hace algún tiempo, pero ese día hace aproximadamente 4 meses justo antes de cumplir 38 años termine convulsionando mientras cuidaba de mis hijos, mi esposo nos había invitado a cenar unas horas antes y justo en la fonda donde cenábamos mi esposo se dio cuenta de mi condición confusa, balbuceando y corrimos a la casa con la esperanza de tratar mi hipoglucemia en cuanto llegamos a mi sala comencé a convulsionar, mi esposo y mi hijo intentaron darme jugo y lo hicieron pero continue convulsionando por largos minutos, cuando mi esposo se da cuenta de que no me detengo y sigo convulsionando le marco a mi amiga Petra quien es enfermera y ella me atendió poniendo una intravenosa con glucosa en el suero, pasaron otros 20 minutos antes de poder reaccionar, para este momento mi cuerpo estaba completamente empapado de sudor y seguía sacudiéndome mas por impulso que por reacción, además de que sentí muchísimo frio, balbuceando les pedí que me dieran una cobija que tenia muchísimo frio y lo hicieron, recuerdo perfectamente las miradas escalofriantes de mis hijos y mi cuñada, se veían desencajados atemorizados por lo que tenia sucediendo mas de una hora, pero lo importante es que logre recuperarme casi por completo después de unas horas. Son experiencias como etas las cuales mi vida esta completamente de historias así, desafortunadamente a pesar de mi condición física eh logrado llevar una vida muy normal y feliz al lado de mi esposo mis hijos quienes son mis ángeles guardianes y los amo!


Ad:0