La Flaca

Las Tortugas y Yo
Ad 2:
PropellerAds
2020-05-12 00:38:49 (UTC)

07/03/2018

07/03/2018
Cuando comienzas a contemplar tu destino, las cosas por las cuales has pasado para llegar al momento justo donde te encuentras, das un giro de 360 grados y te maravillas de lo mucho que has logrado, de lo mucho que has logrado superar a lo largo de tu vida, de lo mucho que has tenido que soportar para darle lo mejor a tu familia, de los sueños que se esfumaron de tus manos, de lo que pudo haber llegado a ser o no ser, de todos los pequeños detalles que definen tu existencia ahora, sentirte agradecido y en paz contigo mismo a veces es un precio muy alto que pagar pero que se convierte en tu todo, en lo que anhelabas en lo más profundo de tu ser el dejar ir los prejuicios, los juicios, las formalidades y perderte en un mundo libre de culpa, libre de tu propios castigos personales porque dentro de ti sientes algo que te impide ser tú mismo. Hoy me sentí así, el sábado pasado también al visitar con mi mejor amiga riendo a carcajadas de las tonterías que solíamos hacer y que seguimos haciendo a pesar de no haber aprendido la lección, y también el haberme reconectado con viejas amistades que te recuerdan una gran parte de ti, una parte de tu historia que es solo suya y tuya de nadie más, esos recuerdos son los que hacen que valga la pena vivir y seguir aprendiendo a pesar de tus errores. Hay personas que desnudan tu alma y con los cuales no puedes ser nadie más que tú misma porque no existen falsedades solamente existe un sentimiento puro que los identifica como lo que son, dos personas con algo en común, un pasado, un presente y un futuro. Esas personas con las que te cruzas una vez en la vida y que definen la persona en la que te convertirás tú por el resto de tu vida, a la que se le piensa con una sonrisa y que te mueven sentimientos desde lo más profundo de tus entrañas, las que te describen tal cual eres y que si en algún momento se volvieran a encontrar, marcaría el resto de sus vidas.
Eh tenido la gran fortuna de encontrarme con personas así, una de ellas es mi gran amigo al que le rompí el corazón y nunca se rindió, y cuando finalmente lo hizo fue por una causa mayor a la suya, el buscar su propia felicidad. Mirando atrás quisiera describir alguno de los pocos recuerdos que tengo, aunque si soy franca la persona de la cual hablare sería más apta para dar detalles de esos recuerdos que yo misma porque yo dentro de la nubosidad de mis recuerdos encuentro solo fracciones de lo que fue y que fue con tanto sentimiento, quizá lo que realmente queda del recuerdo es eso, los sentimientos que te hacen recordar su olor, su sabor, su sonrisa lo suave de su piel o de su cabello, todas esas cosas diminutas que en su momento parecen suceder en secuencia de sueños. Abra cosas de las cuales omitiré a propósito, aunque mi alma quiera gritarlo no me atrevo a narrar por respeto al propio recuerdo y al sentimiento tan puro de ese momento. Pero que en el momento de hacerlo me sonrojan, me conmueven, me hacen sentir viva y capaz de seguir proyectando ese sentimiento, quiero recordar la música de fondo mientras en la despedida rodaban las lágrimas bajo mis mejillas, consciente de que ese momento jamás se volvería a repetir, llore me consolaste me dijiste palabras hermosas que en ese instante fueron agua a mi sedienta alma, confusa, indecisa locamente herida. Me abrazaste fuertemente intentando desesperadamente hacerme entrar en razón, pero mis oídos rechazaron tus bellas palabras me miraste tiernamente y te atreviste a darme un beso que fue correspondido más por inercia y necesidad que por deseo, creo que en ese momento te diste cuenta de lo que tenías que hacer y eso fue dejarme ir.
Cómo puede un sentimiento que nace en una mirada perdurar a pesar de los tiempos? cómo puede el amor inocente entrar por la mirada, permanecer en una conversación y perdurar en un beso? quisiera decir que la historia de nuestra amistad nació y lleno todas tus expectativas, pero los dos sabemos que eso no es verdad, la verdad que los dos sufrimos desamores, diferencias y desilusiones, pero a pesar de todo eso el sentimiento que se filtró atreves de las experiencias y corazones rotos, matrimonios y fracasos, ese sentimiento sigue intacto como el primer día. No, me corrijo, como el primer día no, como la primera entrega real que sucedió años después de todo eso, años después pero no en el momento que hacía falta, si no en el momento que debió suceder.
En las cruces, en mi departamento. La noche que jugamos, reímos, platicamos incansablemente a la orilla de la alberca que estaba afuera del depa, platicamos de tonterías, de experiencias, expectativas, ilusiones y sueños por cumplir de todo eso que teníamos en común en aquel entonces, estuvimos tomando algunas bebidas embriagantes, mismas que nos dieron valor para continuar con el coqueteo y las ganas que nos traíamos desde hacía años atrás en la prepa, recuerdo que teníamos otra pareja acompañándonos y haciendo del rato uno más memorable entre risas, fotos, poses comprometedoras que en ese momento solo excitaban el momento y las ganas, la velada continuo con un emocionante juego de strip pokar, que consiste en que cada vez que pierdes un partido apuestas una prenda de vestir hasta quedar en paños menores, lo cual sucedió. Después movimos el juego a la habitación donde nos olvidamos completamente de las cartas y no nos importó en los más mínimo, sentí tu fuertes palpitaciones cada vez que me abrazabas para darme un beso que se convirtieron en muchos más, en ese momento ya no dude más, sabía que lo que sucedía era real, era cierto y solo me deje llevar por el momento, preferí callar a decir cualquier cosa que pudiera echar a perder tan emocionante momento, te adentraste con tus dedos en la geografía de mi espalda, recorriendo con tus manos hasta llegar más abajo, enloqueciendo así mis ganas me besaste con unas ansias que despertaron todos mis sentidos, aumento la respiración, te di permiso para mirar para explorar un poco de una manera juguetona, haciéndote desear más llegar a sentir el clímax de una extraordinaria entrega quisimos borrar las dudas y no arrepentirnos nunca, me olvide de respirar como un beso bajo el agua y deje que tu cuerpo saciara mi curiosidad, mis ganas de sentirme amada, conocí el sentimiento de quien desnuda su alma frente a lo que me hacía convertirme en mujer fue un momento tan hermoso que solo dura un instante pero que su sentimiento perdura por una eternidad fue simplemente un momento tajante en el cual dos cuerpos se fundieron en una sola alma y que la más remota caricia explotaba en un sentir de emociones, después nos quedamos callados en un silencio más que incomodo agradable, sintiendo el calor de nuestros cuerpos aun abrazados intercambiamos algunas palabras queriendo saber más de lo que apenas había sucedió e indagamos en si había tenido el toque especial de haber sido la primera vez para cualquiera de los dos con una risa de nervios contéstate que no y yo aún más nerviosa conteste lo mismo, aunque no había sido así aun así sabíamos que fue importante que marcaría algo significativo para nuestra relación.
La mañana siguiente saliste casi corriendo pues no habías informado a nadie de tu ausencia, pero no te importo porque la sonrisa que iluminaba tu rosto era tal cual hubieras ganado la lotería, lo que paso entonces no lo recuerdo muy bien.
Recuerdo habernos frecuentado un par de veces más después de eso, no recuerdo mucho de lo sucedido ya que todos mis recuerdos son como sueños en fracciones, vienen y van recuerdo sentimientos, recuerdo rostros, sonrisas y algunos eventos pero realmente confundo las cosas, ahora si me arrepiento de haber quemado todos mis diarios porque gran parte de mi historia personal fue quemada junto con ellos, en su momento supe que era lo que tenía que hacer para dejar ir todo lo que me ataba a mi pasado, perdonar a quien debí perdonar y seguir con mi vida construyendo mi familia y concentrarme un poco más en mi persona, cosa en la cual aún trabajo. Recuerdo cuando escuché que te habías casado con una compañera que tuve en la secundaria, eso realmente me sorprendió mucho porque no pensé que te casarías tan pronto. Me alegre por ti desee haber podido llamarte para felicitarte, pero yo en lo personal ese tiempo me desconecte de todos y de todo intentaba encontrarme a mí misma, intentaba encontrarle sentido a mi vida y pase por momentos muy difíciles de los cuales no quisiera recordar, pero los cuales son importantes narrar para que también tu comprendas mi historia.
De cierta manera y forma



Ad:0
Digital Ocean
Providing developers and businesses with a reliable, easy-to-use cloud computing platform of virtual servers (Droplets), object storage ( Spaces), and more.